miércoles, 20 de enero de 2016

Dia a dia en el taller

Voy a hablar un poco de lo que hacemos un día normal en el taller.

Cada día que llegamos nos ponemos el mono y le decimos al profesor que nos ponga lo que tenemos que hacer hoy. En estos momentos tenemos 4 coches en reparaciones. Yo hoy he estado liado con el Mercedes del profesor José Luis, mirando por qué el indicador del gasoil no marca correctamente.
He desmontado el aforador de debajo del tanque de combustible para pedir uno, porque saqué la conclusión de que el fallo era del aforador, gracias a conectar un potenciómetro al mismo y ponerlo a la resistencia que ejerce el aforador y ver que el indicador del gasoil marcaba otro nivel distinto al anterior.
También estuve arreglando el mechero. Porque, aunque parezca una tontería, cada fallo tiene que ser solucionado, por insignificante que sea, para dar a entender que eres un buen mecánico y no un chapuzas. Miré los fusibles para encontrar el que buscaba y al darme cuenta de que funcionaba perfectamente ya por lo menos sabia que el fallo era del cable que salía del fusible hasta el mechero o que el propio mechero estaba roto.
Desmonté parte del salpicadero y embellecedores para poder dar con los cables. Al medir el voltaje con el tester, encontré el fallo, siendo que no llegaba corriente al conector. Viendo que el cable iba encintado y se perdía hacia dentro decidí no calentarme: sacar un positivo tras contacto de la radio y empalmarlo con el encendedor para que llegase corriente y todo solucionado.
Monté todo de nuevo y dejé todo como estaba antes de desmontar y trabajo finalizado.

CONCLUSIÓN: Que la vida es una lenteja, o la tomas o la dejas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada